Llamada así desde antiguo, parte esta calle en la Plaza de España y sale al camino que va a la ciudad de Arcos. Al trozo comprendido entre la actual plaza de abasto y el campo se le llamo del ''molino de viento'', por su proximidad al instalado en las barreras cercanas a la calle de Archite, como luego veremos, y también ''Calle o Plaza de la carnicería ', cuando en esta parte de la calle se construyo el matadero.

En 1868 se acordó denominarla de ''Calvo Asencio'', por el luego diputado de las cortes constituyentes de 1869, Gonzalo, y el 27 de mayo de 1899, de Castelar, nombre que perduro hasta el 25 de enero de 1937 en que se le sustituyo por el fundador de la falange, '' Jose Antonio primo de Rivera''.
En la actualidad se ha rotulado de ''Arcos''.
En esta calle se hallaba el ''Corral del Concejo'', lugar donde se guardaban los ganados que se traían del campo por estar pastando sin licencia en terrenos del común o de propiedad particular; como calle del ''Corral de las Vacas'' figura en el testamento de Ana Francisca, vecina de la calle, otorgado ante Juan Romo el 10 de enero de 1680. En este solar se construyo en 1822 la Plaza de Abastos. Por ser colindante del Corral del Concejo se conoció por ''Molino del Corral'' el de aceite que antes se llamaba de ''Zancarron'', de la Capellanía de Juan Ruiz Doncel. También estuvo en esta calle el mesón del ''Botetano'' apodo de su propietario Pascual Sanchez.
Desde la Plaza de España hasta el Matadero corría por el centro de la calle un profundo arroyo llamado de ''Zangalabota'', que rodeaba un solar cortinal y huerta, conocio por ''Poo de la Tenería'' -sobre el que esta edificada toda la manzana de casas de la acera izquierda de la calle de Lorenzo Leal-, y continuaba al huerto de ''Barrios. Para atravesar el arroyo con cierta seguridad, además del puente construido a la entrada de la calle por la plaza, existía otro junto al edificio del Matadero.
En 1866, por la extremada sequía sufrida, hubo necesidad de abrir un pozo en la parte mas baja de la calle para surtir de agua al Matadero y la plaza de abastos. También en 1875 y por igual causa, se abrió otro pozo en el mismo lugar, pero en esta ocasión no se encontró agua, o obstante haberse profundizado mas de 15 metros.
Desde 1866 hasta la segunda república se instalaron en eta calle las tiendas de los vendedores ambulantes que acudía ala feria
Se alcantarillo en 1876, y también por esta época se construyo al final de la calle, una bonita plaza de toros