Tetuan antiguamente conocida como barrionuevo. En el ultimo tercio del siglo XV existían muy pocas edificaciones en su acera derecha y ninguna en la izquierda. Se dividía en tres partes;
Barrio nuevo primero: Tramo comprendido entre la calle de céspedes y la de Cala de Vargas
Barrio nuevo segundo: Desde Cala de Vargas a la de monjas.
Barrio nuevo tercero: El trozo restante hasta la plaza del Arco.
A raíz de la construccion de la capilla de la Santísima Trinidad por Cristóbal Halcón de Cala, se comenzó a llamar a esta parte la calle de la "Trinidad". Tetuán paso a ser Conde Halcón (1922), titulo concedido al Alcalde de Sevilla y Director General de agricultura Antonio Halcon y Vinent, ilustre descendiente de la noble familia lebrijana Halcón de Cala.
En 1931 se volvío a cambiar el nombre, pasó a ser "Antonio Halcón" el trozo de vía comprendido entre la Plaza de la República entonces y la calle de Cala de Vargas y Blasco Ibáñez, por el celebre novelista valenciano, al resto dela calle. Este nombre se dice que no se sustituyó y siguió llamándose tetuan.
En la calle se encuentra la antigua casa rectoral, que en la segunda mitad del siglo XVIII y parte del XIX servía de casa cilla de los canínigos de la catedral de Sevilla.
En el siglo XIX nos la encontramos citada como Cilla decimal y Cilla de la Vicaría. También están las capillas de la varacruz y el hospital de santa caridad. Frente a este existio hasta hace pocos años el molino llamado San Lázaro y luego de San Benito, construccion del siglo XV y derribado en 1969.
En medio de la calle, sobre una gruesa piedra redonda, cuatro columnas, sostiene una preciosa cruz de cerrajería, conocida desde tiempo inmemorial por Cruz de Guardia, que parece que fue construida en la mitad del siglo XVI, pues consta que en el cabildo de 1 de enero 1534 se dio libramiento de Bartolomé González de los maravedises gastados en la Cruz (1900). En la fachada de la penúltima casa de la acera derecha, en una hornacina se encuentra otra cruz de cerajería, con la forma de la de Santiago. A la salida de la calle existió un huerto llamado de Cuevas que pagana un tributo de 7 ducados a la capellanía fundada por Leonor del Castillo el 30 de junio de 1648, ante JUan de Torres. En 1935 se formó un pequeño jardín en el aceituno, el arroyo de Zangalabota; Llamado Paseo de Cristina. Poximo al huerto hubo un pozo que fue llamado Pozo de Juan Miguel que mas tarde se llamo Pozo de la rueda.
El tramo del barrionuevo primero, por su amplitud se utilizó desde antiguo como plaza de toros, a cuyo fin se cerraba con carretas por delante de la Cruz y junto a la calle de los Marines esta y la de Juan Leyes servían de toriles.
En 1816, con motivo del paso de la futura esposa de fernando VII, la infanta María Isabel de Portugal con su hermana María Francisca, cada vecino arregló la parte de calle correspondiente a la fachada de su casa.