Principia en la de Antonio Halcón y sale al campo en el sitio conocido por "El cerrete".
En la primera mitad del siglo XVI se le decía "Calle de los Vidales" por los del apellido Vidal que en ella se habitaban,el más conocido de los cuales fue Alonso Vidal, padre de Isabel y Juana Vidal, dos de las fundadoras del convento de Concepcionistas. También vivió allí Juan Vidal Barba y como tal se llamó.Más tarde "Calle de Juan Vidal" y calle de "Juan Vidal Bomba" por un hijo de de Alonso, Juan Vidal de la Herrera, a quien apodaban "Bomba".
En la misma centuria se le dijo de "La barra", nombre que puede atribuirse a que estando atravesada en su terminación por el arroyo de Zangalabota,era difícil y peligroso su tránsito a causa de la barra que en ella se formaba.También se le nombró de "La Barranca", como consta en las cuentas del Convento de Monjas de 1785-1788 al reseñar el tributo sobre las casas de Sebastián Gómez Calvinero.
El 20 de Septiembre de 1860 se acordó rotularla con el nombre del célebre artillero "Luis Collado"