Comienza en la de Ignacio Halcón y termina en la plaza de rector medina.
Antiguamente se llamo del "Ídolo" según López Quiroga,por la escultura romana que estaba colocada en la esquina de la casa número 21 de la hoy calle Cala de Vargas.También se conoció mucho tiempo por Calle de la Botica,por haber estado allí la única farmacia que durante tanto tiempo hubo en Lebrija.El nombre actual se le dio el 27 de Septiembre de 1904 en recuerdo del prestigioso hijo de Lebrija Juan Pedro Vidal.
En su acera izquierda se alzaba el molino aceitero de María de Recalde, y en la derecha existe la casa de las hermanas de la cruz.