La calle cisne abarca desde la calle Arcos hasta la de La Cuba. Esta calle durante el siglo XVII se llamó "Juan Doña", llamada así por un vecino fallecido en ella en 1696 que estaba casado con Francisca de Ortega, fallecida en 1677 en cuya partida de fallecimiento dice: "en la calle que llaman de Juan Doña junto a la Cuba"